Actualización AHA 2020: Nuevas recomendaciones RCP y ACE

Actualización AHA 2020: Nuevas recomendaciones RCP y ACE

18 de enero de 2021 4 Por Koyote

El 21 de Octubre salió la actualización del AHA para la RCP y la Atención Cardiovascular de Emergencia (ACE). Os traigo un resumen de lo que atañe a los TES y os dejo también la bibliografía:

Recomendaciones para el soporte vital básico ADULTOS

  • Las ayudas visuales y los algoritmos mejorados ofrecen una guía fácil de recordar para situaciones de reanimación de SVB y SVCA.
  • Se ha vuelto a enfatizar la importancia del inicio temprano de RCP por parte de reanimadores legos (a pesar de los avances recientes, menos del 40% de los adultos recibe RCP iniciada por personas sin experiencia médica, y en menos del 12% se utiliza un DEA antes de la llegada de los servicios de emergencias extrahospitalarias.
  • Se sugiere el uso de retroalimentación audiovisual en tiempo real como medio para mantener la calidad de la RCP.
  • Después de una reanimación, un debriefing puede ser beneficioso para la salud mental y el bienestar de los reanimadores legos, los proveedores del servicio de emergencias médicas y los trabajadores de la salud hospitalarios.

Recomendaciones para el soporte vital básico  PEDIÁTRICO

  • En función de los datos recientemente disponibles de las reanimaciones pediátricas, la frecuencia de ventilación asistida recomendada se incrementó a 1 ventilación cada 2 a 3 segundos (20-30 ventilaciones por minuto) para todas las situaciones de reanimación pediátrica.
  • Se recomienda usar tubos endotraqueales con balón para reducir la fuga de aire y la necesidad de intercambiar tubos en pacientes de cualquier edad que requieran intubación.
  • Ya no se recomienda el uso rutinario de la presión cricoidea durante la intubación.

Actualización primeros auxilios AHA 2020

  • Los proveedores de primeros auxilios pueden utilizar las señales de debilidad en el rostro (por ejemplo, la parálisis facial), la debilidad en un brazo o en la fuerza en un lado del cuerpo o la alteración del habla para identificar a alguien que podría estar sufriendo un ACV; cuando esto ocurre, deben activar los servicios de emergencia.
  • Después de activar los servicios de emergencia, los proveedores de primeros auxilios pueden incentivar a los adultos que experimenten dolor torácico de origen no traumático a que mastiquen y traguen entre 162 y 324 mg de aspirina. Esta recomendación se aplica a todos los adultos, excepto para aquellos que tienen alergia a la aspirina o a quienes los profesionales de salud hayan recomendado no tomarla. 
  • Los torniquetes se deben utilizar tan pronto como estén disponibles para tratar hemorragias potencialmente mortales en las extremidades o que no se puedan controlar mediante la aplicación de presión directa.
  • Se debe utilizar la presión manual directa, con el uso de apósitos hemostáticos si están disponibles, para tratar las lesiones con una hemorragia externa potencialmente mortal en la que no pueda colocar un torniquete o en caso de hemorragia en una extremidad hasta que haya un torniquete disponible.
  • En el caso de las personas que experimentan hipertermia o golpes de calor la inmersión de todo el cuerpo en agua fría es la técnica más efectiva para reducir rápidamente la temperatura central y se debe iniciar tan pronto como sea posible, hasta alcanzar una temperatura inferior a los 39 °C o que los síntomas y signos del golpe de calor cesen. Si no se puede realizar la inmersión de todo el cuerpo en agua fría, puede ser razonable utilizar otros métodos de enfriamiento, tales como las compresas frías comerciales, las duchas frías o el uso de ventiladores.

Control de sangrado

  • Se debe utilizar un torniquete fabricado como terapia de primera línea para la hemorragia de las extremidades que ponga en peligro la vida y se debe colocar lo antes posible después de la lesión.
  • Si no se dispone inmediatamente de un torniquete manufacturado o si un torniquete manufacturado aplicado correctamente no logra detener la hemorragia, deberá utilizarse la presión manual directa, con el uso de un apósito hemostático si se dispone de él, para tratar la hemorragia de las extremidades que ponga en peligro la vida.
  • En el caso de las personas con hemorragias externas que ponen en peligro su vida, deberá aplicarse presión manual directa para lograr la cesación inicial de la hemorragia en el caso de heridas no susceptibles de ser tratadas con un torniquete fabricado o cuando no se disponga inmediatamente de un torniquete fabricado.
  • Si se dispone de un apósito hemostático, puede ser útil como terapia complementaria a la presión manual directa para el tratamiento de hemorragias externas con riesgo de muerte.
  • Si no se dispone de un torniquete fabricado y la presión manual directa con o sin el uso de un apósito hemostático no consigue detener una hemorragia que ponga en peligro la vida, un proveedor de primeros auxilios capacitado en el uso de un torniquete improvisado puede considerar la posibilidad de utilizarlo.

BIBLIOGRAFIA:

https://cpr.heart.org/-/media/cpr-files/cpr-guidelines-files/highlights/hghlghts_2020eccguidelines_spanish.pdf